Dra.

La historia de Melisa… Cáncer de mama, 27 años y una peque de 3 años

Comparte:

Ayer en La Caja, al finalizar el programa pudisteis ver y escuchar el testimonio de Melisa. Quiero contaros su historia (con su permiso) pues lo que pudisteis ver en el programa fue muy escueto y creo que su historia merece ser contada, pues es una historia que arroja mucha esperanza y está cargada de emociones y sentimientos.
Melisa es amiga mía desde hace 3 años, primero fue paciente de mi cupo de médico de familia y después nos convertimos en amigas al residir en el mismo pueblo y compartir nuestros peques pupitre.
Con Paula, el motor de su vida. Antes del cáncer

Tras finalizar la quimio
En Febrero de 2014 le diagnosticaron cáncer de mama, un tumor de 3,5 cm. Cuando le dieron el diagnóstico me llamó llorando desde el hospital. Cuando te dicen que tienes cáncer todo se derrumba, el miedo y el pánico te invaden. Si tienes hijos no puedes dejar de pensar en ellos, ¿qué pasará si yo no estoy? Entre sollozos me comunicó la noticia y sin pensarlo cogí a Iker, lo monté en la mochila y me fui a la puerta de su casa a esperar. Sabía que necesitaba un abrazo y que alguien le dijera “va a salir bien”. Tras unos minutos de tensa espera bajó del coche y nos fundimos en un abrazo. Sin palabras le dije “aquí estoy, te acompañaré, vas a superarlo”. Su abrazo decía “necesito que me digan que todo va a salir bien”. Y así empezó una nueva vida para Melisa. Tenía 27 años y era madre de una niña de 3 años.
Antes de que el diagnosticasen la enfermedad solíamos compartir almuerzos y cenas. Nos reuníamos las dos familias para compartir tertulia junto a la chimenea. En estas comidas solía haber 2 comidas diferentes, la mía y la de ellos. Yo intento seguir mi alimentación ya coma fuera o dentro de casa aunque supongo un extra de trabajo en ocasiones cocinar 2 comidas diferentes. Recuerdo que un día estaba preparando una kimpira de tempeh en casa y Melisa miró con cara rara mi plato y me dijo “si algún día tengo algo tan grave como tú imagino que me comería eso, pero sino no lo haría ni loca”. Antes del cáncer Melisa era amante de los embutidos y los lácteos. La verdura y la fruta brillaban por su ausencia en su dieta. 
Ella sabía de mi historia con la enfermedad, sabía como comíamos en casa, pero no le apetecía cambiar su forma de alimentarse. En aquella época (previa al diagnostico) tenía múltiples quejas de salud… cefalea, lumbalgia, cansancio, mareos, molestias digestivas, estreñimiento… síntomas en principio banales, pero que le limitaban el día a día.  Yo le recomendé en más de una ocasión que probase a cambiar su alimentación y la manera de enfocar la vida. 
Antes del diagnóstico Melisa no se sentía bien emocionalmente. Sufría ansiedad crónica, muchos miedos y tendencia a sobre dimensionar las vicisitudes del día a día.
Bien, esto era antes de la enfermedad. Al diagnosticarle la enfermedad y tras asumir la frase “tienes cáncer” comenzó una nueva vida para ella. Me pidió que le orientase, que le ayudase a cambiar tanto la forma de alimentarse como de enfocar la enfermedad y por ende la vida.
Ahí estuvimos día a día cocinando, trabajando y sembrando semillas para generar salud y esperanza. Compartimos muchas horas juntas charlando, riendo, llorando y como no cocinando. Para ella fue un descubrimiento de nuevos sabores y texturas. En su vida apareció el brocoli, la cúrcuma, los licuados, las setas…. Mi primer regalo fue una licuadora… ahora hace tantos zumos que ha roto el motor y ya tiene una extractora de zumos 😉
Conforme cambiaban sus platos los síntomas previos desaparecían, quedaban atrás los dolores de cabeza, el estreñimiento… y el tono y la expresión de su cara cambiaban. Su rostro se tornó más relajado, su tez empezó a brillar y la sonrisa no se borraba de su cara. Era una nueva Melisa. Había dejado atrás su vasos de colac..o con donet….s y había dado paso a un sinfonía de verduras y frutas.
Mientras acontecían todos estos cambios en su mesa y en su mente ella continuaban con las pruebas diagnósticas para conocer la extensión del tumor y el tipo. Ya sabéis, mamografía, RNM, Biopsia, ganglio centinela, eco, gammagrafía… Vivió todas las pruebas bastante relajada, sin ansiedad porque yo le fui explicando paso a paso todo el proceso, resolviendo sus dudas y le enseñé a meditar y relajarse, además de empezar con las sesiones de yoga. Le enseñé a hacer visualización y hablar con su tumor, a despedirse de él.
Desde el hospital le propusieron quimioterapia previa a la cirugía para intentar reducir el tumor y después intervenir y dar radioterapia.
Previo a comenzar la quimioterapia le realizaron un mamografía y le colocaron unos “harpones” para señalar la zona del tumor, para así asegurarse de que extirparían toda la zona en la que había estado el tumor en el hipotético caso de que se redujese tras la quimio. Pues bien, esa mamografía apreciaron que el tumor se había reducido 0,5 cm en apenas unas semanas. No podíamos creerlo. ¡Que alegría nos dieron! Como lo celebramos con un rico té verde. 
En esa celebración estábamos cuando me llaman de Cuatro para proponerme grabar una entrevista para La Caja. Melisa me acompañó y su impactante historia fue grabada. Por eso pudisteis verla con una preciosa melena rubia.
Poco después de la grabación Melisa comenzó su tratamiento de quimioterapia que finalizó hace escasas semanas. Tras la quimio han vuelto a someterla a pruebas para valorar el tumor… y este ha desaparecido por completo. Yupiiii, Un nuevo motivo para celebrar. La oncóloga la felicito y la admiró por la actitud y por los pocos efectos secundarios que había sufrido. 
Ahora está esperando la cirugía, para quitar la zona donde estuvo el tumor y así asegurarse que no hay restos del tumor que las pruebas de imagen no puedan detectar. Es una mujer, madre, amiga, hija, compañera nueva. Irradia felicidad y positividad. Ahora asesora a otras mujeres con cáncer y es un ejemplo a seguir.
Quería presentárosla. Es una de mis mejores amigas y la vida me ha permitido que la acompañe en tu su proceso. 
Sentir que ayudas a los demás es muy gratificante y con Melisa he vivido un precioso final feliz.
Mientras estaba acompañándola pensaba en esa casa de salud que algún día me gustaría gestionar.
Gracias a todos por leernos 
En la presentación del libro
¡Te quiero amiga!
Mi blog: www.misrecetasanticancer.com

¿Quieres saber más?

¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LOS ÚLTIMOS CONSEJOS Y TRUCOS DE ESTILO DE VIDA!
¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

24 comentarios en “La historia de Melisa… Cáncer de mama, 27 años y una peque de 3 años”

  1. Odile eres un Gran ejemplo.Ayudas a mucha gente cercana y a traves d tus consejos.Has sabido aunar todos los beneficios de varias terapias y,nos los presentas accesibles y faciles! .
    Soy una graan seguidora tuya.Recomiendo tu libro haya un diagnostico o no…Eres Grande.Muchiisimas gracias x compartir tu historia y x ayudarnos a ver la enfermedad desde otro punto de vista.
    Gracias

  2. bueno soy luisa publique mi testimonio, del cancer que tube hasta mes julio de este año me operaron, y ya no lo tengo. es concentrar todas tus fuerzas en ello, sentir desde tu corazon. esto no puede conmigo. y es importante que tu hagas lo que sientas sin ningun tipo de condicionamiento. familiar social medico etc. todos somos dueños de nuestra vida de vivirla de acuerdo con lo que sentimos y queremos. todas las personas diagnostique cancer lo que a ,i me sirvio fue, toda la fuerza que tengo en mi la multiplica y la empleo en mi

  3. Muchísimo ánimo y te animo a ser farol guía que ilumina,como ha hecho Odile.En la naturaleza de la cual formamos parte están las dos monedas de la vida.Por un lado sustancias que podrían si la ingerimos o las tocamos ser perjudiciales para nuestro organismo,y por otro lado está la sanación de muchísimas enfermedades.Si SANACIÓN con mayúsculas,y no paliación que es lo que hace la mayoría de la farmacopea química.

    Yo también he superado un terrible cancer,soy médico y pensaba como tú y como Odile antes del cancer.¡¡¡¡¡¡¡Ahora soy una persona completamente distinta e intento recomendar verdaderos hábitos saludables.

    ÁNIMO A LAS DOS Y MÁS FUERZA AÚN PARA MAÑANA,PASADO MAÑANA,ETC……..

  4. Odile! Soy Mei, de http://www.tetarota.blogspot.com, te vi en Cuatro! Felicidades por todas las cosas buenas que te están pasando, esto es sólo el principio! Yo también he cambiado de hábitos y de vida, ahora trabajo en lo que me gusta, y ya hace dos años que estoy libre de enfermedad. Gracias por tu libro y por tu blog, soy muy fan 😉 Un abrazo gordo y otro para Melisa!

  5. Es una historia fantastica y con la que muchas nos sentimos identificadas. De una manera no tan presencial, tambien, nos has ayudado con tu ejemplo y con la aportación de tus conocimientos. Gracias a ti y a todas las que estamos en esta "lucha".

  6. Odile te admiro muchissimo , sigo todos tus comentarios y tus apariciones en tv me dejan embobada….gracias por ayudar a tanta gente….me alegro mucho por tu amiga …bsss

  7. Sólo se me ocurre quitarme el sombrero y aplaudiros puesta en pie, como las grandes ovaciones en el teatro.¡¡Bravo por vosotras, por vuestra fuerza y vuestras ganas de vivir, que sin duda son el motor de tal recuperación!! No tengo palabras… ¡Qué gran trabajo el tuyo Odile!

  8. Qué importante es leer historias como esta, gracias. Me ayuda a continuar firme con la dieta y llevar bien lo me queda de quimio (una sola). Me alegro mucho por Melisa!!!

  9. En junio del año pasado, me detectaron un tumor en la mama derecha, pase por quirofano. Soy positiva en BRCA1 y el junio pasado como prevencion , han intervenido la mama izquierda ovarios y trompas. Estoy animada y pienso que todo ira bien.

  10. Que historia tan bonita!!! Me encantaria que explicases como se hace para hablar con el tumor y despedirse de él, por favor Odile.
    Gracias por ayudar tanto! Tengo tus libros y la agenda la quiero yaaaaaaa!!! como dijiste en tu charla de presentacion de el fnac de l'illa es un muy buen regalo de navidad, asi que me espero y la pediré en mi carta a los reyes magos 😉

  11. Ohhhhh Odile…..llorando a moco tendido estoy escribiéndote…..que preciosa historia….
    Lo mas grande es que como la protagonista no veo el momento del cambio…me dejo llevar por las influencias de lis demás…y esta lectura me ha hecho saltar la chispa…..que grande eres…vi la entrevista y me sorprendió Juanra…fuiste la única que de verdad le hizo pensar jejeje que arte por dios…..te muestras tal como eres y las ganas de ayudar……muy emocionante.
    No pude verte en Cádiz con mucha pena y eso que vivo al ladino de las libretas…pero hoy es mi día de suerte, he visto la entrevista, la tenía grabada, he leído esta entrada y para culminar el día recibo tu agenda firmaaaaadaaaaa….que feliz…parte de mi deseo cumplido�� espero que el deseo del cambio te lo pueda confirmar dentro de poco……muuuuchasss graciaaasssss….guapa������

  12. Gracias Odile !!!
    Que gran trabajo haces !!. En junio de 2013 me detectaron un cáncer colorrectal y después de pasar por radio, cirugía y quimio y seguir tu PLAN DE ALIMENTACION, a día de hoy está superado. Gracias nuevamente, por transmitir tanta positividad y tantos conocimientos, me gustaría poder conocerte en persona y compartir contigo experiencias vividas.

  13. Hola, soy Estela, tengo 34 años, me casé hace 6 meses e imaginaos lo feliz q puedo estar, pues bien, el miércoles pasado me diagnosticaron un cáncer de mama. El próximo miércoles me dirá el comité médico cómo van a proceder. Tengo tantas ganas de empezar la batalla!! Ya estoy manos a la obra con mi alimentación pero me encantaría que me ayudéis, quiero vivir con más ganas que nunca y sé que va a ser duro por que ya lo viví con mi madre hace 10 años que lo superó, ella es mi referente. Además tendré que congelar mis óvulos para en un futuro poder ser mamá. Tengo miedo pero ese miedo me va a dar más fuerzas. Espero poder contactar con vosotras y sería genial conoceros!! Un besazo, compañeras de batalla!!
    Estelaalguacilpeiro@gmail.com

  14. Gracias Odile por tu blog!. Soy MAría Belén, te escribo desde Argentina. En feb del 2014 me diagnosticaron cáncer de mama. Vino la cirugía y después quimio y rayos. Tuve que congelar óvulos previo a la quimio, y temo no poder ser madre sin recurrir a los óvulos congelados. Me diste mucha esperanza leyendo lo de tu hijo nacho después de tu tratamiento.
    Ahora ya estoy bien, lástima no haber conocido antes tu blog. Pero de a poco estoy cambiando la alimentación. Gracias y saludos desde aquí!

  15. Aunque haya leído tu testimonio, a cerca de transcurridos 2 años, mi mayor ¡¡ ENHORABUENA ¡¡ a MELISA y a su gran consejera-amiga ODILE FERNÁNDEZ.
    Pero me gustaría hacer una recomendación a Odile: DIFUNDE TUS CONOCIMIENTOS SOBRE EL CÁNCER, con tus propios compañeros de profesión, pués existen los CERRADOS DE MENTE, que no reconocen la efectividad de una alimentación sana y natural, además de muchos remedios caseros, que no cuestan apenas dinero, que no por ello menos eficaces. Se trata de AYUDAR A SANAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio