Ratas alimentadas con maíz transgénico de Monsanto y cargado de pesticida sufren cáncer y mueren antes

Comparte:

Las ratas alimentadas con maíz transgénico mueren antes y sufren cáncer con más frecuencia que las demás, indica un estudio publicado por la revista internacional “Food and Chemical Toxicology”, que califica los resultados de “alarmantes”. El estudio fue dirigido por investigadores de la Comisión para la Información de Investigación Independiente sobre Ingeniería Genética (CRIIGEN),
En las hembras alimentadas con transgénicos se observo 2 o 3 veces más mortalidad que en el grupo control que se alimentó con maíz sin modificar. 
Hay entre dos y tres veces más tumores en las ratas tratadas de los dos sexos”, explicó a la AFP Gilles-Eric Seralini, profesor de la Universidad de Caen, que dirigió el estudio. 
Para realizar el estudio, se alimentaron doscientas ratas durante un máximo de dos años de tres maneras distintas: únicamente con maíz transgénico NK603, con maíz transgénico NK603 tratado con Roundup (el herbicida más utilizado del mundo) y con maíz no modificado genéticamente tratado con Roundup. 
Ambos productos (el maíz NK603 y el herbicida) son propiedad del grupo estadounidense Monsanto.
Durante el estudio el maíz formaba parte de una dieta equilibrada, en proporciones equivalentes al régimen alimenticio en Estados Unidos. 
En el 17º mes se observan cinco veces más machos muertos alimentados con 11% de maíz (transgénico)”, explica el científico. En lo que concierne los tumores, aparecen en los machos hasta 600 días antes que en las ratas indicador (en la piel y los riñones).
En el caso de las hembras (tumores de mama) aparecen una media de 94 días antes en las hembras alimentadas con transgénicos.
Los investigadores descubrieron que el 93% de los tumores de las hembras son mamarios mientras que la mayoría de machos murieron por problemas hepáticos o renales.
Tanto en la imagenes como en el video qus os muestro, podeis observar los gigantescos tumores de mama que la ratas desarrollaban. Son cánceres similares a pelotas de ping pong.
El director del estudio explicó que los transgénicos agrícolas son organismos modificados para resistir a los pesticidas o para producirlos y recordó que el 100% de transgénicos cultivados a gran escala en 2011 fueron plantas con pesticidas. 

Según Seralini, los efectos del maíz NK603 sólo habían sido analizados hasta ahora en periodos de tres meses.
“Por primera vez en el mundo, un transgénico y un pesticida han sido estudiados por su impacto en la salud a más largo plazo de lo que habían hecho hasta ahora las agencias sanitarias, los gobiernos y la industria”, dijo el director del estudio. 
Algunos transgénicos ya fueron analizados durante tres años, pero nunca hasta ahora con análisis tan en profundidad, dijo el científico.
También es la primera vez, según Seralini, que el pesticida Roundup ha sido analizado a largo plazo. Hasta ahora sólo su principio activo (sin sus coadyuvantes) había sido analizado durante más de seis meses. 
El gigante estadounidense Monsanto, propietario del maíz transgénico estimó, reaccionando al estudio, que era “muy pronto para hacer un comentario serio”.
“Es muy pronto para hacer un comentario serio ya que hay que evaluar la publicación. Apenas esté disponible nuestros expertos la analizarán para evaluarla científicamente”, declaró un portavoz del grupo en Francia.
¿Cuando vamos a prohibir los transgénicos? ¿Por qué España es el país de Europa donde más transgénicos se cultivan? ¿Por qué nuestros gobierno no hace nada ante las evidencias?

Para alimentar a las ratas se utilizó maíz transgénico rociado por el pesticida  Roundup. Las plantas genéticamente modificadas incorporan directamente el glifosato dentro de sí, con los residuos de herbicidas y sus metabolitos persistentes, creando una doble e inevitable exposición a transgenes y a herbicidas, y a un a probable amplificación sinérgica de sus toxicidades. Hay que tener en cuenta que en el estudio se utilizaron unos niveles de glifosato “muy por debajo de los límites de seguridad establecidos oficialmente”, y que sin embargo inducieron “grave dependencia de hormonas mamarias y alteraciones hepáticas y renales.” A pesar de haberse demostrado que este pesticida es carcinógeno se sigue permitiendo su uso. ¡Vergonzoso!

Biblilografia:
Gilles-Eric Séralini, Emilie Claira,  Robin Mesnagea, et al. Long term toxicity of a Roundup herbicide and a Roundup-tolerant genetically modified maize. Food and Chemical Toxicology
Available online 19 September 2012

Mi blog: www.misrecetasanticancer.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio