Dra.

“Albóndigas con salsa de miso y guarnición de verduras” por Veganos Pucelanos

Comparte:

Veganos pucelanos nos presentan esta propuesta para el concurso de recetas: “Albóndigas con salsa de miso y guarnición de verduras” una de las recetas que más les gusta preparar.  Es sencilla, sabrosa, saludable, vegana y sin gluten. Los ingredientes también son 100% ecológicos. Esperamos que también sea de vuestro agrado.

Ingredientes: (para 2)
1/2 puerro grande
1 diente de ajo grande
100 gr. de trigo sarraceno (+1 cucharada para moler)
4 zanahorias
1 puñado de judías verdes
1 cp de semillas de sésamo tostado
11/2 cp de mugi miso
1 cp de arrurruz
aceite de oliva virgen extra y sal

Cómo preparar:

Haz un corte en forma de cruz en el extremo del puerro, lávalo bien bajo el grifo para eliminar la tierra que pudiera contener y a continuación pícalo finamente. Pela y pica también el ajo, retirándole el nervio central si no te gusta demasiado el sabor. Ponerlo todo junto en un cazo con un poquito de aceite y sal y dejarlo que se poche durante unos minutos.
Mientras tanto, lava y escurre el sarraceno. Incorpóralo a la cazuela y dejarlo que se tueste junto con las verduras hasta que empiece a oler un poco como a frutos secos. Entonces echa el doble de agua que de sarraceno, otro poco de sal y lleva a ebullición. Mantener la cocción fuerte un par de minutos y bajar el fuego al mínimo. Tapa y cuece unos 20 minutos, hasta que todo el líquido se haya evaporado. Apártalo del fuego y remuévelo con una cuchara de palo, para que algunos de los granos se dehagan, así no necesitaremos ningún otro aglutinante adicional para las albóndigas, como harina o pan rallado. Deja enfriar completamente.
Lava las zanahorias y las judías y córtalas en tiras largas que después convertiremos en bastones (este tipo de corte es fundamental para que el calor penetre adecuadamente en las verduras y se cocinen bien). Ponlos en una sartén con una pizca de aceite, sazona y tapa bien. Pon el fuego al mínimo y deja que se hagan suavemente, evitando destapar y que el vapor se escape, hasta que se hayan cocinado al gusto.
Disuelve el miso en un pequeño bol con agua caliente y el arrurruz en otro vasito con agua fría. 
Para formar las albóndigas es conveniente tener a mano un pequeño bol con agua fría, para humedecernos las manos y evitar que la masa se pegue, ya que debemos apretarlas bien para que no se dehagan luego en la sartén. En cuanto empecemos a manipularlas veremos que es una masa fácil de compactar. Vete pasándolas a un platillo con harina de sarraceno (si quieres se puedes poner los granos en el molinillo de café y hacerla en el acto o bien sustituirla por harina de trigo integral). Una vez rebozadas, pásalas a la sartén con 1 cucharada de aceite. Al principio no conviene moverlas mucho, pero luego hay que ir haciéndolas rodar por la sartén, ya que van hechas a la plancha y no fritas (también tardarán un poco más).
Sácalas a una bandeja cuando estén doraditas y recupera la sartén: vierte primero la mezcla de miso y un minuto más tarde, el arrurruz (NO al revés).  Remueve hasta que espese y baña las albóndigas con la salsa. Acompáñalas con las verduras, aderezadas con las semillas de sésamo, como se ve en la foto.
Un saludo y ¡buen provecho!

(cp=cucharadita de postre)

Mi blog: www.misrecetasanticancer.com

¿Quieres saber más?

¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LOS ÚLTIMOS CONSEJOS Y TRUCOS DE ESTILO DE VIDA!
¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio