Dra.

La Vitamina C y su uso en el cáncer

Comparte:

La vitamina C en megadosis por vía intravenosa se ha usado mucho en medicina alternativa para tratar a los enfermos de cáncer con muy buenos resultados y ahora un nuevo estudio publicado en Science viene a corroborar esta hipótesis.

Artículo elaborado con la colaboración de la Dra Cristina Pellicer


La Vitamina C y su uso durante el cáncer. Un poco de historia
Desde la década de 1970 el ácido ascórbico se ha usado como terapia alternativa para el tratamiento del cáncer apoyado principalmente por sus nulos efectos secundarios. Incuso, se empleaba en la práctica clínica oncológica habitual pero acabó abandonándose debido a los múltiples ensayos clínicos que mostraron su ineficacia aunque, en todos los casos, se administraba por vía oral.
En el año 2006 el doctor Padayatty presentó tres casos de enfermos de cáncer terminal desahuciados por la medicina occidental que se recuperaron y sobrevivieron tras un tratamiento intensivo con vitamina C intravenosa.
Las dosis utilizadas en medicina natural varían entre 7,5 y 30 g al día hasta 100 g, y esto durante semanas o meses, según la evolución del cáncer. Estas megadosis de vitamina C han demostrado no tener efectos secundarios y estar sólo contraindicadas en caso de insuficiencia renal.
Pero no sólo en medicina alternativa se ha utilizado la vitamina C para tratar el cáncer. Existen muchos estudios experimentales en ratones con vitamina C intravenosa que demuestran la acción antitumoral de esta vitamina.
La vitamina C se ha utilizado en asociación con citostáticos, por ejemplo, con la gencibanina (para el cáncer de páncreas); en otros casos, se ha utilizado sola y siempre por vía intravenosa (IV) para tratar el cáncer en ratas y otros animales de experimentación. Parece que su mecanismo de acción es la formación de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) en el tejido intersticial del tumor, con lo cual se des- truyen muchas células tumorales, pero este peróxido no se forma en la sangre y así se evitan efectos secundarios en el resto del organismo. Otro posible mecanismo de acción es la modulación inmunitaria de las células tumorales, produciéndose apoptosis (suicidio) de las mismas. Los tumores en los que se ha evidenciado disminución del desarrollo del cáncer son: cáncer de próstata, páncreas, colon, leucemias, melanomas  y mama entre otros.

Nuevas evidencias a favor de la Vitamina C IV y el cáncer
Un nuevo trabajo de investigación viene a corroborar esta hipotesis. El estudio ha sido realizado por científicos del Centro Médico de la Universidad de Kansas (EE.UU.), los cuales, han realizado un ensayo clínico y otro de laboratorio sobre los efectos de vitamina C en células cancerosas de ovario. En este nuevo trabajo, estudiaron un total de 27 mujeres con estadío 3 o 4 de cáncer de ovario a la cuales han seguido su evolución durante cinco años tras recibir una combinación de altas dosis de vitamina C inyectada junto con carboplatino y paclitaxel (dos fármacos de la quimioterapia convencional). Con ello concluyeron que los efectos tóxicos del tratamiento mostraron menor intensidad en las mujeres tratadas con vitamina C respecto a las no tratadas.
Por otro lado, estudiaron esto mismo en cultivos celulares de ratones de laboratorio y demostraron que esa combinación quimioterapia-vitamina C detenía la proliferación de las células cancerosas no dañando las células sanas de ovario y, además, células de hígado, riñón y bazo mostraron menos efectos tóxicos.
Cuando vieron lo que estaba sucediendo a nivel molecular, se encontraron con una sorpresa ya, como se ha explicado, el líquido que rodea las células tumorales, actúa como un potente pro-oxidante de forma que estimula la formación de peróxido de hidrógeno, el cual, mata las células cancerosas al inducir daño en su ADN, pero debido la capacidad antioxidante de la vitmina C protegía el ADN de las células sanas, las cuales no sufren alteraciones.
Los autores han hecho un llamamiento a los científicos del mundo para que emprendan estudios clínicos con muchos más participantes para afianzar las conclusiones a las que han llegado. Sin embargo, advierten que serían necesarios fondos gubernamentales para ellos ya que, según su apreciación, creen difícil que las empresas farmacéuticas financien un estudio de esas características ya que  no podrían sacar una patente puesto que las vitaminas son sustancias ya existente en la naturaleza y por tanto no patentables.

PRECAUCIONES Y CONTRAINDICACIONES USO VITAMINA C IV

PRECAUCIONES

Los días en los que no se recibe la infusión endovenosa, el paciente ha de tomar Vitamina C 3-5 gramos por via oral al dia para mantener los niveles tisulares basales y para prevenir una crisis de escorbuto como possible efecto rebote, muy raro, pero posible.
Si la disolución de Vitamina C se hace demasiado rápido o se utiliza NaCl 0,9% como portador para hacer la disolución, se puede producir dolor local y sensación de escozor en la zona.
No se tiene que utilitzar nunca suero glucosado o dextrosa como base líquida para hacer la disolución ya que puede estimula el crecimiento tumoral por aumento de la glicolisis.
Debido a que el ácido ascórbico puede actuar como agente quelante, algunos pacientes pueden experimentar temblores por hipocalcemia.
Posibles complicaciones por aumento del volumen sanguíneo: insuficiencia cardiaca congestiva, ascitis, edema, hipertensión arterial.
No se debe poner nunca la vitamina C en forma de bolus, ya que su elevada osmolaridad podría esclerosar las venas periféricas.

CONTRAINDICACIONES:

– Pacientes en hemodiálisis crónica
– Formas inusuales de alteraciones de captación del hierro: hemofilia, talasemia mayor …
– Déficit de Glucosa-6-P-deshidrogenasa (G6PD). Se puede producir hemólisis y coagulación intravascular diseminada
– Insuficiencia renal conocida, por el riesgo de depósitos de oxalato cálcico (si no es muy grave, se podría empezar con dosis bajas y suplementar con 300 mg de magnesio óxido y 10 mg de vitamina B6 al día para prevenir la formación y controlar). Se trata de una contraindicación relativa. La excreción renal de oxalato cálcico es más baja en pacientes oncológicos respecto a los sanos.
– Tumores metastásicos muy avanzados, evitar dosis elevadas de entrada ya que hay riesgo de sangrado tumoral.

A TENER ESPECIAL PRECAUCIÓN EN:

– Pacientes con anaplasia de alto grado
– Pacientes con tumores de rápido crecimiento y de gran volumen tumoral

En estos casos hay que monitorizar:
– Peso
– Serie hematológica, FA, Albúmina, Proteínas totales, GGT, GOT, GPT, Bilirrubina total e indirecta, Glucosa, Urea, Creatinina y Clearance, Ácido úrico, colesterol, Triglicéridos, LDH, Calcio, Bicarbonatos, Cloro, Fosfato, Potasio, Sodio.
– Test Glucosa-6-P-deshidrogenasa
– Marcadores tumorales y séricos
– Clínica, radiología

En estas situaciones hay que empezar con dosis especialmente bajas y hacer subidas escalonadas y con pequeñas progresiones.

COMPLICACIONES EXTREMADAMENTE RARAS

Dolor repentino en las áreas de depósito tumoral. Hemorragia tumoral (interna o externa). Hinchazón. Hipertensión arterial severa. Taquicardia. Azotèmia.
Son complicaciones muy raras, pero pueden ser fatales y deben tratarse rápida y enérgicamente. Si aparecen, hay que parar la infusión de vitamina C y tratar la paciente como si se tratara de un choque séptico.
Se ha reportado que después de eventos de este tipo, el tumor se ha reducido considerablemente o incluso ha desaparecido. Aunque se trata de una situación altamente peligrosa, esta reacción se puede llegar a considerar como la mejor respuesta al tratamiento con vitamina C endovenosa por el cáncer diseminado, pero se debe evitar a toda costa que aparezca siguiendo las recomendaciones previas, debido a la gravedad vital de tal respuesta.

¿Funciona la vitamina C si se administra via oral?
Cuando se intenta suplementar con vitamina C oral a humanos, los resultados no se correlacionan  con los obtenidos en animales o con la administración intravenosa en humanos. Los suplementos de vitamina C en humanos no tienen efectos antitumorales tal y como demues- tra una revisión llevada a cabo por el doctor Cabanillas en 1.600 pacientes tratados con suplementos de vitamina C por vía oral. Cuando ingerimos vitamina C en altas dosis, éstas no se absorben y se eliminan por la orina, por eso de poco sirve tomar grandes cantidades de suplementos.
Los suplementos orales no han demostrado una mayor supervivencia en enfermos de cáncer ni tampoco ser útiles para la prevención de esta enfermedad.
Cuando la vitamina C se administra por vía IV, las concentraciones que adquiere en sangre son diez veces más altas que por vía oral, y a esas dosis es cuando la vitamina C ejerce su efecto anticáncer. Tendríamos que tomar enormes cantidades de alimentos o suplementos para alcanzar las dosis efectivas utilizadas en estudios experimentales.
Se recomienda la ingestión de entre 75 y 100 mg de vitamina C al día para prevenir el cáncer, pero no son útiles para tratarlo. Lo que equivale a dos naranjas al día, o una guayaba, o un pimiento rojo crudo, un buen puñado de fresas, dos kiwis, o una papaya.
Pero los efectos anticáncer de los alimentos ricos en vitamina C no sólo radican en la vitamina C. Los cítricos contienen moléculas con importante acción anticáncer, las crucíferas que también son ricas en vitamina C, contienen agentes anticáncer como el sulforafano o el Indol-3-carbinol.

Más información en: Libro MIS RECETAS ANTICANCER.

Para finalizar os dejo con un vídeo de Linus Pauling el defensor del uso de la vitamina C iv para el tratamiento del cáncer

Referencias:

Conklin KA. Dietary Antioxidants During Cancer Chemotherapy: Impact on Chemotherapeutic Effectiveness and Development of Side Effects. Nutrition and Cancer, 2000; 37 (1): 1-18.

Nakayama et al. Systematic Review: Generating Evidence-Based Guidelines on the Concurrent Use of Dietary Antioxidants and Chemotherapy or Radiotherapy. Systematic Review: Generating Evidence-Based Guidelines on the Concurrent Use of Dietary Antioxidants and Chemotherapy or Radiotherapy. Cancer Invest, 2011; 29 (10): 655–667.

Ma et al. High-Dose Parenteral Ascorbate Enhanced Chemosensitivity of Ovarian Cancer and Reduced Toxicity of Chemotherapy. Science Traslational Medicine, 2014; 6 (222): 18.

 Padayatty et al. Intravenously administered vitamin C as cancer therapy: three cases. Canadian Medical Association Journal (CMAJ), 2006; 147 (7): 937-942.

Riordan HD, et al. A pilot study of continuous ascorbate in terminal cáncer patients. PR Healt Sci J. 2005 Dec; 24(4):269-76.

 Padayatty  SJ, et al. Vitamin C: intravenous use by complementary and alternative medicine practitioners and adverse effets. PLoS One. 2010 Jul;5(7):e114114.

Chen Q, et al. Pharmacologic doses of ascorbate act as a prooxidant and decrease growth of aggressive tumor xenografts in mice. Proc Natl Acad Sci USA. 2008
Aug 12;105 (32):11105-9.

 Espey MG, et al. Pharmacologic ascorbate synergizes with gemcitabine in pre- clinical models of pancreatic cancer. Free Radic Biol Med. 2011 Jun 1;50(11):
1610-9
Chen Q, et al. Pharmacologic ascorbic acid concentrations selectively kill cancer cells:action as a pro-drug to deliver hydrogen peroxide to tissues. Proc Natl Acad Sci USA. 2005 Sep 20; 102 (38):13604-9.

 Pollard HB, Levine MA, Eidelman Q. Pollard M. Pharmacological ascorbic acid suppresses syngeneic tumor growth and metastases in hormone- refractory pros- tate cancer. In Vivo. 2010 May-Jun;24(3):249-55.

 Du J, et al. Mechanisms of ascorbate-induced cytotoxicyty in pancreatic cancer.
Clin Cancer Res. 2010 Jan 15;16(2):509-20.

 Phati SS, et al. Pharmacologic doses of ascorbic acid repress specificity protein (Sp) Transcription factors and Sp-regulated genes in colon cancer cells. Nutr Cancer. 2011 Oct;63(7):1133-42.

  Park S, et al. L-Ascorbic acid induces apoptosis in acute myeloid leukemia cells via hydrogen peroxide-mediated mechanisms. Int J. Biochem Cell Biol. 2004
Nov;36(11):2180-95.

Cha J, et al. Ascorbate depletion increases growth and metastasis of melanoma cells in vitamin C deficient mice. Exp Oncol. 2011 Dec;33(4):226-30.

 Vollbracht C, et al. Intravenous vitamin C administration improves quality of life in breast cancer patients during chemo-/radiotherapy and aftercare: results of a retrospective, multicentre, epidemiological cohort study in Germany. In Vivo. 2011.Nov-Dec; 25(6):983-90.

 Hutchinson J, et al. Vitamin C intake from diary recording and risk of breast cancer in the UK Dietary Cohort Consortium. Eur J Clin Nutr. 2012 May;66(5):
561-8.

Cabanillas F. Vitamin C and cancer: what can we conclude- 1609 patients and
33 years later?. PR Health Sci J. 2010 Sep;29(3):215-7.

 Lykkesfeldt J, Poulsen HE. Is vitamin C supplementation beneficial? Lessons learned from randomized controlled trials. Br J Nutr. 2010 May;103(9):1251-9.

Riordan H.D et al. Intravenous ascórbico ácido: protocolo for its application and use. PRHSJ Vol.22 n3, september 2003.

Park S et al. L-ascórbico ácido Induc apoptosis in acute myeloid leukemia cells vía hidrógeno peróxido-mediatas mechanisms. The International Journal of Biochemistry and Cell Biology. 36 (2004), 2180 a 2195.

Stephenson C. et al. Phase I clinical trial to evaluate the safety, tolerability and pharmacokinetics of hight-dose intravenous ascórbico ácido in patients with advanced cancer. Cancer Chemother Pharmacol (2013) 72: 139-146.

Padayatty S. et al. Vitamin C: intravenous use by complementary and alterbative medicine practitioners and Adverse effects. PLoS ONE 5 (séptimo): e11414.doi: 10.1371 / journal.pone. 0.011.414.

Du J. et al. Ascórbico ácido: chemistry, biology and the treatment of cancer. Biochem Biophys Acta. 2012 December; 1826 (2): 443-457. Doi: 10.1016 / j.bbcan.2012.06.003.

Duconge J. et al. Pharmacokinetics of vitamin C: insights into the oral and intravenous administration of ascorbato. PRHSJ Vol.27 No.1. March, 2008.

Mi blog: www.misrecetasanticancer.com

¿Quieres saber más?

¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR LOS ÚLTIMOS CONSEJOS Y TRUCOS DE ESTILO DE VIDA!
¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

6 comentarios en “La Vitamina C y su uso en el cáncer”

  1. Hola Odile, acabo de leer el artículo y decirte que a mi ( tengo un cancer de colón IV) me aconsejaron desde el Instituo Khuab ( Natalia Eres) que lo hiciera. Vivo en en Bilbao, ¿sabes si en esta zona alguien o alguna clínica lo realiza? Tengo en mi entorno médicos y personal sanitario pero a los que he preguntado o no saben o no contestan.
    Un abrazo desde el norte . Mariano

  2. Gracias Odile por la aclaración. Muchas veces tomamos grandes dosis de suplementos, creyendo en su eficacia y artículos así sirven para difundir realidades más comprobadas.
    Teresa Durán / Barcelona

  3. A modo de prevención, 2 naranjas al día no es algo desmesurado.
    El brócoli, sabemos que tiene vitamina C, ¿pero se sabe cuanta pierde al ser cocinado?, es decir, ¿una pieza de brócoli (o cualquier otro alimento) mantiene sus propiedades o disminuyen después de ser cocinado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio